jueves, 6 de diciembre de 2012

Solidaridad rota

He visto con pena la noticia de los padres del niño mariposa, que aprovechando que tenían el dinero de las donaciones para su hijo decidieron comprar un auto cero kilómetros para “ayudar” al abuelo. La noticia me cayó como una patada al hígado, me hizo renegar muchísimo.



Pero no es de eso de lo que quiero hablar, hace 6 años trabajaba en el almacén principal de las clínicas solidarias y en el segundo piso estaba la “casa de la solidaridad” una especie de albergue donde se refugiaban los casos emblemáticos que usaba el Alcalde Castañeda para figurar en las noticias de manera indirecta.



Cuatro meses antes de terminar mi trabajo, llego la niña sirenita un caso muy conocido y que también tuvo su escándalo, además estaba una niña azul, que murió en la operación, por supuesto el fracaso de la operación fue convenientemente NO mencionado, también estaba el caso de dos niñas siamesas nativas del pueblo de Pichanaqui.



Este es el caso que más me intereso, porque conversaba todos los días con su padre, que trabajaba en el almacén conmigo. Faltaba poquísimo para que las niñas sean separadas en Perú iba a ser una operación que de resultar exitosa iba a ser presentada por todo lo alto.

El papá sabía que la operación era muy riesgosa y que una o las dos niñas podían morir, los padres supieron aprovechar muy bien las donaciones, esto lo explicare en un momento. Yo pensaba que su preocupación era genuina, por la salud de sus hijos, pero un detalle que no note en su debido momento me resulta ahora revelador.

¿Y es probable que mueran en la operación?, me pregunto con su acento andino, en sus ojos había miedo, yo no quería mentirle, es probable que solo una sobreviva a la operación, pero si no se operan, morirán las dos, el solo miro al piso y dijo entonces prefiero que no la operen, seguimos conversando de otras cosas.

Yo cambie de trabajo y les perdí el rastro, un buen día me encontré con un amigo que también trabajaba en el almacén y me dijo que el padre de las siamesas tenía ahora una camioneta 4x4 cero kilómetros y una casa grande en Pichanaqui, habían viajado a Miami buscando ayuda para sus hijas, pero que siempre se negaba a que la operen “porque el riesgo era muy alto” pero en realidad este tipo había encontrado la gallina de los huevos de oro y así como el cuento ambas siamesas murieron y se les acabo la gracia.


Al ver la noticia de la compra de la camioneta, recordé a estas siamesas de pichanaqui, recordé a su padre y lo que hizo, pocas personas conocen las truculentas historias que deambulan en esa supuesta “solidaridad” a veces mal entendida, cree un personaje basado en aquellas siamesas, un ser contrahecho y albino que podía ver el futuro, pero esa es otra historia…

34 comentarios:

  1. si pues a mi también me indignó enterarme de la noticia del niño. Lo peor es que la supuesta ayuda al padre es falsa porque el padre tiene 3 autos a su nombre y una deuda registrada en Infocorp.
    En el caso de las siamesas, no lo conozco pero debe ser una decisión muy difícil de tomar sabiendo que alguna de ellas pudiera morir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aun hay mas, segun lei , el padre del paciente no trabaja!! vive de las donaciones!!!

      Eliminar
  2. Existe gente inescrupulosa. La vida se los hará pagar todo el daño causado. En cuanto a lo de la TV, no es el único caso, pero bien que mantuvo la atención del público.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el padre esta relacionado con los medios, es un operario de television, por eso le han dado la cobertura de su caso.

      Eliminar
  3. Sí, es cierto, hay gente con muy pocos escrúpulos, y encima comerciando con la desgracia de esos niñitos. Te cuento que en mi ciudad un hombre enfermo de cáncer también pidió ayuda para irse a tratar su enfermedad a un prestigioso hospital de Pamplona. La gente se apenó y él recibió donaciones por todos lados. Así que pudo hacer ese viaje de 2000 kilómetros para ser tratado. A las pocas semanas un familiar lo llamó por teléfono a su hotel, pero nadie le contestó. Llamó al hospital y tampoco sabían nada de él. Temiendo lo peor, contactaron con la policía que empezó a buscarlo por la ciudad. Hasta que por fin lo encontraron: ¡en un prostíbulo!, allí, recibiendo cuidados y cariñitos con el dinero de los donantes. Imagínate cómo se sintieron todos los que lo ayudaron. Yo creo que en todos estos casos en principio no hay mala intención, piden ayuda por verdadera necesidad, lo que pasa que una vez empiezan a sacar plata les cambia completamente la conciencia, "optimizan" la situación y se olvidan de la ética. Y cuando se nos trastoca la ética ya no sabemos a quién o en qué creer, ¿verdad?. Un fuerte abrazo, Gary.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razon, imagino que lo mismo les ocurrio a estos señores!

      Eliminar
  4. Hay fraude de diferentes formas. Ahora por telefono y por correo...Estoy muy al loro al rexcpecto.

    Es España tambien hubo un escandalo con estos fraudes...

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hijos de la chingada!!! Discúlpame pero eso me molesta pero mucho que se aprovechen de cosas así, dentro de poco acá será el teléfon y agr me enferma como aprovechan el dolor ajeno para evadir impuestos y todo eso, me molesta feo
    Te mando saludos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando vi la noticia, me acorde del padre de las siamesas! el tipo se fue a Miami exhibiendo a sus hijas!!

      Eliminar
  6. Hola Gary. Realmente indignante que no los padres no hayan tenido el suficiente criterio para poder analizar las consecuencias de esta estupidez. Por más mínimo que sea el riesgo, las consecuencias son fatales porque la credibilidad se va al carajo. Y volverla a recuperar es casi imposible.

    Concediéndole el beneficio de la duda al padre, quiero pensar que de repente habrán pensado, "sacamos la plata y luego le devolvemos y no pasa nada y nadie resulta afectado". Eso puedes hacerlo cuando es tu billete, cuando te ha costado a TI, pero el dinero de una donación, es ingenuo y torpe haberlo pensado como posibilidad. Otra cosa distinta hubiera sido si la fatalidad hubiera sucedido y pongamos en el caso que el niño hubiera muerto y ellos se quedan con el dinero. Pero también hay otra cosa, si la vida de tu hijo pende de un hilo, ¿cómo cuernos estás pensando en adquirir un carro del año? No hay coherencia.

    Mi opinión es que aquí el afectado es Adrianito y no los padres, y el niño no tiene por qué pagar por las torpezas de sus padres.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El daño mas grande es que ha despertado la desconfianza en todos nosotros!!

      Eliminar
  7. Es lamentable escuchar ese tipo de casos...os fondos deberian ser manejados por una institucion que mantenga las cuentas claras para evitar ese tipo de abusos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, creo que las cosas ser manejaran asi desde ahora.

      Eliminar
  8. Creo que a todo mundo indigno la noticia y mas aun si uno colaboro pensando en le bienestar del pobre niño. Terrible, cuando me entere casi me da infarto.

    Un beso Gary

    ResponderEliminar
  9. Qué fuerte el caso que comentas. Realmente es increíble, pero la verdad es que los pequeños no tienen la culpa, la verdad es que no puedo ni siquiera darme una opinión clara de lo que pienso sobre estas familias. Simplemente me siento indignada...

    Un beso Gary!

    ResponderEliminar
  10. En serio que me gusto leerte hoy... nosotros justo estamos organizando kermesse y demás para ayudar a un companiero de colegio porque necesita un transplante de rinion... nosotros hemos sido bien desunidos en el cole... con decirte que yo nunca he ido a sus fiestas, solo me reuno con algunos, pero por este asunto asombrosamente hemos coincidido todos, y eso que aquel companiero no era uno al que todos le hablaban, yo si... pero muchos de los populares ahora igual estan movilizandose para ayudar... esta mal eso que se aprovechen... quitan credibilidad a personas que como mi amigo en realidad necesitan y quieren VIVIR... Dios mediante todo saldrá bien en la kermesse, yo haré pollo al horno! :3
    Beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojala que los resultados sean buenos y que la ayuda llegue a tu amigo y que se recupere.

      Eliminar
  11. en mi univ hasta colecta hicieron, muchos se quedaran sin volutad xa ayudar otros casos por temor a lo mismo

    ResponderEliminar
  12. Cuesta creerlo pero es cierto, las personas muy a menudo juegan con "la lástima" de las personas para obtener beneficios monetarios, el más claro y conocido ejemplo: la famosa teletón. Hoy en día no se puede creer en nadie, por más noble que aparente ser la causa, esto evidencia la preocupante perdida de humanidad que las personas estamos perdiendo, triste pero cierto. Saludos Gary, me encantó tu entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es una lastima! Ha despertado la descofianza en estos casos

      Eliminar
  13. Sus padres son idiotas, insensibles, deben quitarle la custodia.

    Pero no hay que olvidar el objetivo que es el de salvar a Adriano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre niño, imaginate si cuando crezca el vea en youtube los videos que ahora circulan!

      Eliminar
  14. Estas personas deberían sufrir un castigo ejemplar porque empañan el concepto de solidaridad, y porque ponen en riesgo la capacidad de las personas para conmocionarse y poner de su parte cuando se presenten otros casos que necesiten ayuda. Si surge la desconfianza en el ámbito de la solidaridad, entonces podemos decir que la solidaridad ha muerto... aunque prefiero que me engañen, por aquello de que siempre mi conciencia se sentirá mejor ayudando que no ayudando, respecto a los que mienten, como creyente, creo que tendrán su merecido en el tribunal de Dios, al que en el antiguo testamento se le cita muchas veces como "padre del huérfano y de la viuda..." es decir, el paradigma de los pobres y necesitados en Israel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es exactamente lo que ha pasado! la confianza se ha roto!

      Eliminar
  15. Bueno, es que si sabemos estas cosas no seríamos ninguno de nosotros solidarios. Mejor confiar en los casos en los que sí sabemos que se destina el dinero para lo que hay que destinarlo, yo creo, por el bien de los que no tienen la culpa de nada.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, el pobre niño y las siamesas fueron utilizados vilmente por sus propios padres!

      Eliminar
  16. Me quedé sin palabras, no me cabe en la cabeza utilizar a un hijo para lucrar, a costa de su propia vida. Entendería el temor a que muera alguna, yo me muero si le pasara algo a cualquiera de mis niñas, pero tirarte su dinero en huevadas para uno, no lo entiendo. Hasta los animales entienden mejor de la protección que hay que dar a un hijo.

    ResponderEliminar
  17. va a sonar a cliche pero ya no se puede confiar en nadie en estos tiempos. hasta en las desgracias hay personas q ven oportunidades de salir beneficiadas. los peores de todos, los politicos como siempre.
    saludos, gary

    ResponderEliminar

han hecho catarsis