jueves, 20 de agosto de 2015

Un buen corazon

La magia no es como te la cuentan en los cuentos de niños, la magia si existe, solo un ojo entrenado puede percibirla, esta historia es sobre un jovencito su nombre en vasco significa casa nueva o Castillo, digo que es una gran coincidencia que pocos detectaran.

Javier no lo sabía pero tenía magia, era diferente a los demás, poco común, diferente, único, tenía lo que los comunes llamamos un buen corazón. Y eso lo hacía más raro aun pues cómo va el mundo gente como él se hace más necesaria.  

Al no saber sobre su enorme poder tropezaba en ocasiones, lastimándose y lastimando a otros sin querer y su buen corazón sufría por el dolor suyo y el ajeno. Aunque joven conoció el amor en contadas ocasiones, algunos amores fueron sinceros y otros no tanto, unos le dejaron recuerdos bonitos y otros hondas heridas.

Pero lo bueno de tener buen corazón es que finalmente reconoces que las cosas pasan por algo y aceptas con humildad que las cosas no siempre suceden como deseas y que las pruebas a las que te somete la vida son para hacerte una mejor persona.

Javier es guiado por el corazón, por la necesidad, por el destino a encontrar nuevos horizontes, se prepara para un largo viaje, alista sus alforjas con diligencia y una voz que le es conocida llega a él como un susurro, No lleves cosas que no necesitaras allá donde vas, deja tu miedo, pesa mucho, abandona los rencores, deja olvidada las cosas malas de tu pasado ya no las necesitas, incluso deja las cosas buenas a los que quieres.

El reconoció esa voz de inmediato, pues se le aparece en sueños, sus cabellos blancos y ensortijados se juntaron a los suyos y luego se desvaneció en el aire, así supo el que no importa donde vaya ella estará siempre a su lado.

Lleva en sus alforjas un beso con destinatario, lleva también un poco de incertidumbre pues es siempre necesaria en los largos viajes, lleva paciencia, mucha humildad y todo lo que puedas de ganas por aprender, recuerda hijo siempre aprender.

La tristeza se disuelve con la voz que tanto quiere y mientras sonríe se ilumina su rostro, las cosas que hay por hacer, personas por conocer, amores para amar, pero sobre todo aprender.

Y es que la magia solo la entiende un ojo entrenado, ¿este es un final? O ¿es en realidad un nuevo comienzo? Pues para Javier es el comienzo de una nueva historia, que Yo les voy a contar.

23 comentarios:

  1. Me ha recordado mucho cuando decidí convertirme en inmigrante...A veces es mejor dejar guiarse por el corazón...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente de eso se trata todo eso! uno de mis mejores amigos se va del pais!! Y eso me puso muy triste!!

      Eliminar
  2. ♥ realmente bello! Me encanto leerlo. "No lleves cosas que no necesitaras allá donde vas!"

    ResponderEliminar
  3. Bravitttzzimo... Garys, genials, me has emocionado profundamente. El papa de una amiga muy querida siempre le decía y cuando todo falle, recuerda que hay solo una cosa que no se agota... APRENDER, siempre podemos más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto! aprender es lo que tenemos que hacer en todo momento.

      Eliminar
  4. Gxxx, esas palabras lo fueron todo. Que bonito y emocionante. Te sigo como siempre. Estaré aquí leyendo tus entradas. Un abrazote enorme.

    ResponderEliminar
  5. vivir es soñar, esa es la magia de cada día !!!

    ResponderEliminar
  6. La vida es un camino que siempre queda por recorrer. Y mientras andamos, vamos aprendiendo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón!!! toditititita la razón!

      Eliminar
  7. Cuando leí el título del post se me vino a la mente unos anticuchos, que siempre exigen encontrar un buen corazón.

    ResponderEliminar
  8. no hay otras opcion mas que seguir adelante, con el coraz+on y pies ligeros

    ResponderEliminar
  9. El problema es que la nobleza y el tener buen corazón rara vez prueba ser una magia efectiva en un mundo donde la atribución de poder es a otras cosas. Dichos seres nobles son arrastrados por la corriente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. desgraciadamente tienes algo de razón, pero que no sirva de excusa para no intentar ser buenos de corazón.

      Eliminar
    2. Ah, por supuesto. Hay que saber marcar la diferencia.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. jejejejeje le va a ir bien a mi amigo! de eso estoy seguro!

      Eliminar
  11. Recuerde que si usted tiende a culpar a las circunstancias, condiciones y demás usted perderá el control sobre sí mismo.

    ResponderEliminar

han hecho catarsis