jueves, 3 de septiembre de 2015

3 razones de peso

He tenido que hacer una introspección para analizar un problema que tengo.
Las ideas han merodeado en mi cabeza durante mucho tiempo hasta que finalmente todas aglutinaron y me sacaron de mi cama (eso y mi mamá que me llamo tempranísimo).

Estuve en el gimnasio (ya saben para controlar mi peso) pero sé que hay un problema de fondo. Uno que aunque está ahí me ha sido difícil controlar porque el problema lo llevo dentro y sacarlo a relucir me ha costado mucho trabajo.

El primer recuerdo que apareció fue uno donde está mi padre, estamos almorzando y por algún motivo estamos apurados (bueno lo más probable es que el este apurado, un niño de 7 años no tiene una agenda complicada) y recuerdo su voz fuerte hablándome como si yo fuera parte de su batallón, come rápido un comando tiene que ser rápido. Y ahí estaba yo comiendo rápido porque los estúpidos no tenían mucho tiempo.

Y así sin darme cuenta aprendí a comer rápido para optimizar mi tiempo e invertirlo en otras cosas.
Otro recuerdo más nítido, mas fijo porque lo recuerdo bien. Ya había cenado de manera abundante pues mi madre es generosa siempre con nuestros alimentos y de pronto aparece mi abuela con un inmenso plato de sopa, Un chupe de camarones (pero sin camarones porque a mí me dan asco, mi abuela los sacaba uno a uno para mi) ella (mi abuela) siempre insistía que estaba en los huesos y que tenía que comer.

Y ahí estaban las dos, mi madre y abuela insistiendo para que tome la sopa, yo estaba lleno, se los decía pero ellas insistían. A regañadientes acepte tomar la sopa y paso lo que tenía que pasar. Termine empachado y 10 minutos termine vomitando absolutamente todo jurándome a mí mismo que no volvería a decir que SI así me corten un brazo.

Mi tercer recuerdo ocurre el 15 Agosto de 2007, el mismo día del terremoto en Pisco, lo peor de aquel terremoto había pasado esos dos eternos minutos habían transcurrido, volvimos a entrar a casa temerosos, a recoger los platos, cuadros y adornos, estábamos mi primo Henry, mi Abuela y Yo, las réplicas nos asustaban tanto como el original.

Yo decidí que dormiríamos en la sala y con la puerta con seguridad mínima, mi abuela lo primero que dijo, preparen la mesa ya vamos a cenar, me acerque a la cocina que mientras calentaba la cena bailaba al compás de las réplicas. Yo no podía creerlo.


A lo largo de mi vida y por impulsos ajenos he aprendido a comer rápido para invertir mí tiempo en otras cosas, me he acostumbrado a comer en abundancia y aliviar mi stress con comida. Pues como falta poco para mis vacaciones he decidido postergar mi viaje y ocuparme de otros asuntos. Ya ustedes entenderán, tenía que trazar una ruta para desandar el camino recorrido, intentar cambiar mis hábitos. 

18 comentarios:

  1. Jaja yo también combo excesivamente rápido pero lo hacía por que quería repetir plato y si me tardaba mucho ya no podía jeje
    Cocinar llena el estómago jeje puede servir eso a mi me pasa :) igual por que me la paso picando para ver si esta bien cocinado
    Te mando saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tienes razon jajaja deberia cocinar yo! jajajaja

      Eliminar
  2. Pues yo le voy a lo revés, desde muy niña mi hermana y yo éramos de comer lento y nadie se paraba de la mesa hast que no terminara. Tengo miles de recuerdos en los que pasaba horas sentada frente a un plato frio intentando terminarlo.
    Ojalá y pronto pueda corregir su hábito y así mejore su salud.
    Un abrazo Gary!

    ResponderEliminar
  3. Como rápido en las guardias...Ahora quizás me limite un poco con la comida, pero también llegué a comer en abundancia. Me paso de vez en cuando con los amigos. Ahora mis hijos...Entre bocado y bocado hay disertaciones sobre la inmortalidad del cangrejo o si los coches levitarán... :D

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja me has hecho sonreir, me hiciste recordar los almuerzos en familia.

      Eliminar
  4. Yo también como rápido.Y he de reconocer que no es nada bueno; pero los malos hábitos son difíciles de dejar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Algo similar pasó conmigo desde la niñez, la costumbre de comer como soldado, como quien dice.

    ResponderEliminar
  6. La pinta es lo de menos
    si so un gordo bueno.

    ResponderEliminar
  7. Por cierto, esa rana empanzonada es la onda.

    ResponderEliminar
  8. jajaj que generosas, pero no ps, como te pudieron más de lo q comías xD
    Entonces tengo malos hábitos?? según mi familia como rápido :( debería cambiar, y si no lo notas es q tu comes más rápido todavía xD

    Tal vez no es comer rápido el problema, el la abundacia como dices, puede ser fácil, unas frutas llenan rápido, un poquito de control nada mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu??? comes rápido?? dios no quiero ni imaginar como lo hace el resto de la familia! tu comes lentísimo! jajajaja (para mis estándares claro!jejejeje)

      Pues ahora que lo pienso son las dos cosas.

      Eliminar

han hecho catarsis