domingo, 19 de mayo de 2013

Triste despedida

Hace 3 años una señora me pregunto por un antigripal, porque se sentía muy mal, yo la ametralle a preguntas como siempre hago y la señora omitió decirme un detalle importantísimo. Ella era (y aun es) diabética. Se tomo el antigripal y media hora después la pobre mujer hizo una reacción alérgica. Se enroncho todo el cuerpo y se le bajo la presión. 
Los síntomas pueden ser impactantes para quien no los ha sufrido, la señora empezó a enroncharse y a temblar de frio de manera violenta. Para mala suerte de ellos en ese momento el área de emergencia estaba repleta, los hijos de la señora se acercaron a mí para ver si podía ayudar y la verdad es que no debí meterme, pero me dio tanta pena que sugerí que utilice un antihistamínico y que ingiera bebidas calientes.  Luego de 20 minutos ya los síntomas empezaron a desaparecer y para cuando el médico de emergencia la atendió la señora ya estaba bien.
Este incidente hizo que nos hiciéramos amigos, ella y toda su familia se atiende en la clínica donde trabajo y siempre me busca para que le explique sus recetas (a veces los médicos no tienen tiempo para explicar en detalle y los farmacéuticos ayudamos en eso), hace casi 3 años que la conozco y puedo decir que me agrada, por una razón que desconozco ella me presento a su nieto, al que traía a la clínica hasta por el más mínimo rasguño. 
Hace un año que no la veía hasta el día de hoy, me costó un poco de trabajo reconocerla, usaba un bastón canadiense y cojeaba aun así la reconocí y nos saludamos efusivamente, nos apartamos para conversar y en breve nos pusimos al día, sus primeras palabras fueron, He venido a despedirme (lo cual me parecía extraño porque nos veíamos luego de mucho tiempo).
La mujer había sido diagnosticada con un cáncer terminal, le habían pronosticado unos cuantos meses más de vida. La mujer está recorriendo sus pasos, despidiéndose y ella tuvo la gentileza de decirme adiós. Me hablo de la muerte y de cómo quiere ser recordada, mis ojos se humedecieron varias veces, tuvo palabras muy amables conmigo. La mujer proyectaba PAZ y una tranquilidad sobrecogedora. Cuando se fue me dejo una sensación de nostalgia y tristeza, la sensación de una despedida triste. Una amiga y paciente que se va.
Tengo la suerte de tener un trabajo que me permite interactuar con mucha gente, muchos pacientes, con gente muy interesante, gente que se lleva un pedacito mío y me deja pedacitos suyos

24 comentarios:

  1. Se nota que eres un buen profesional.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bien amigo. Esa señora te tiene en alta estima, deberías ver su historia clínica y...de ahí sacar sus datos y visitarla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, se donde vive, una vez mientras vagaba por los alrededores me la encontre.

      Eliminar
  3. Que feo debe ser saber que tu vida se acabara en un par de tiempo :(
    y a la vez que lindo gesto el de la señora. Bonito trabajo el que tienes Gary.

    Un beso.!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que debee ser feo, pero si tienes el tiempo contado yo tmbien aprovecharia para despedirme y tratar de no dejar pendientes.

      Eliminar
  4. Hola Gary. Muy hermoso post.

    Realmente cosechaste lo que sembraste con esa señora, quien realmente te tuvo mucho aprecio y consideración por la forma como la trataste. Y tuvo el gesto de despedirse de tí, algo que usualmente la gente que está en una situación similar, no hace.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lucho!!
      Pues como digo llegamos a hacernos amigos. La señora es (era) una bella persona!

      Eliminar
  5. Me dio mucha pena leerte hoy. Es inevitable llorar ante esta situación y es un buen gesto de la señora que hace al despedirse de todos además de trágico que es saber que pronto se irá u.u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La muerte es inevitable, yo espero poder despedirme cuando me llegue el momento, irme sin ningun pendiente.

      Eliminar
  6. Cuando se hace lo que la gente espera de nosotros, lo agradecen y mucho.
    Un ejemplo es este que has traído hoy.

    Saludos Gary.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel! viniendo de ti significa mucho para mi!

      Eliminar
  7. Qué penita Gary :( Qué lindo gesto igual de la señora.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Si, a mi me gusto mucho el detalle.

      Eliminar
  8. has escrito este post con outline?

    ResponderEliminar
  9. Qué penita Gary... pero q buena persona eres. Lo puedo notar muy facilmente. Siéntete feliz xq la gente no te olvida.
    Un beso....
    Paz para ella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues no tan bueno del todo, tengo un millon de defectos uuuuf! te sorprenderias, pero trato de ser amable con los demas!

      Eliminar
  10. Me he sentido nostálgico al leer esto, en una de mis practicas clínicas conocí a una señora tenia AR(artritis reumatoide) y estaba avanzado y se complico con otras males, me hice amiga de ella, cuando ella se sentía muy mal iba y conversaba para que se tranquilizara y siempre me contaba cuando era joven. Con el transcurso de la semana se comportaba como bebe (regresión) hasta que un día me agradeció por la atención que le daba y me felicito. Al día siguiente que fui de costumbre me entero que había tenido un paro y ahora estaba descansado en paz sin sufrimiento alguno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tengo historias muy tristes con los pacientes! he contado algunas en este blog.

      Eliminar
  11. No me extraña que te buscase para despedirse, te acercas mucho a la gente, o al menos eso percibo desde que te leo, tienes un gran corazón :0)

    Besote <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eramos (somos) amigos.
      Muchas gracias Mina! Muchas gracias!

      Eliminar
  12. y es asi como nuestras vidas se van enriqeciendo

    ResponderEliminar

han hecho catarsis