lunes, 5 de octubre de 2015

Para no crear ataduras

Es muy difícil no atarse a los demás y a las cosas. Yo aún sigo aprendiendo.

No hace mucho me ocurrió algo muy curioso jugaba de manos y de pronto se me devolvió un golpe que me dolió pero no me dolió físicamente, sino en el alma, perdí toda concentración y así sin más me sumí en la más profunda tristeza.

El más asombrado era yo, no entendía porque ese golpe me desato semejante tristeza.
Recuerdo que de adolescente mi madre por no hacerle caso me dio una cachetada mínima, casi casi una caricia pero ese golpe me dolió muchísimo, deje las cosas tiradas subí las escaleras corriendo y me meti a mi cuarto y tire la puerta de tal manera que sonó como una explosión.

Ese golpe me dolio a niveles metafísicos (jajajaja existe eso?) creo que el punto es que de alguna manera puedo soportar cualquier cosa de los extraños, eso no me lastima, pero si alguien a quien quiero me lastima esos golpes duelen de una manera especial.

El punto es, la gente que quieres puede lastimarte, la gente que no también, lo mejor es calmarse respirar hondo, guardar la lengua para no lastimar con palabras (si, las palabras también hieren) y luego escribir sobre eso. Escribir te ayuda a procesar todo más fácilmente. 

8 comentarios:

  1. bendito blog absorbe madrezos mentales jejeje si que ayuda bastante..y bueno te mando caricias que alivien los moretones del alma.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja si, estaba muy triste, vuelvo a leer esta entrada y me digo yo, que te paso Gary??

      Eliminar
  2. Quizás un poquito de sopa de pollo para el alma, calme en algo...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SI, a abirgarme el pecho que lo tenia frio! muy frio!

      Eliminar
  3. Escribir es, en efecto, buena terapia. Precipitarse es lo peor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Pues para eso son los blogs, para ir almacenando fuera de uno eso que no queremos cargar.

    ResponderEliminar

han hecho catarsis