martes, 3 de diciembre de 2013

Cuando comienzan las despedidas.

Esto es algo que escribí hace casi 3 años, una semana después mi abuela se fue y nos dejo solos, esta entrada la he tenido como borrador mucho tiempo. 
La publico tal como la deje, sin terminar porque bueno el final lo encuentras . AQUI ¿Que es la vida?  No puedo creer  que han pasado mas de tres años



Cuando comienzan las despedidas.

Hace unas semanas la luz de mi única abuela ha empezado a apagarse y si de verdad tengo alma creo que se va apagando también algo mío.
Hace una semana la visite en el hospital y tuve que contener mis lagrimas para no llorar delante de ella. La vi tan frágil, rodeada de gente frágil; cerca a ella estaba una mujer que era dializada, su esclerótica (la parte blanca del ojo) amarillenta y su piel de color cenizo la hacían ver muy delicada, pero sus iris marrones claritos le daban a sus ojos un destello de luz impresionante. Mi abuela había entablado amistad con aquella mujer, ellos son mis nietos le dijo, ella nos saludo a Humberto y a mi yo me acerque y le acaricie la mano, ella postrada casi inmovilizada me respondió con una sonrisa y yo regrese con mi abuela.


Los viejitos se vuelven como niños, tercos y rezongones parecen no entender que ya no tienen la fuerza de antes y que sus decisiones no son siempre las más acertadas. El problema de envejecer es que uno empieza a añorar las cosas de antes, esa frase que reza todo tiempo pasado fue mejor se hace casi una verdad en ellos.

Yo intentaba convencerla que no estaba en un hotel y que de por si la comida no es rica porque generalmente es hecha en grandes cantidades y con poca sal con el propósito de poder controlar su presión. Que las infusiones no tienen todo el azúcar que ella quiere porque es así. Por cierto si en algo nos parecemos mi abuela y Yo es que todo nos gusta o bien dulce o muy salado, me imagino que debió ser una tortura para ella, lo curioso es que generalmente me escucha y aunque renegando me hace caso, creo que es mas por lo mucho que me quiere que por la argumentación razonable que le presento.


Mi abuela le hizo guerra a las enfermeras y técnicas, mostrando una vez mas que ella tiene un carácter increíble pero sus fuerzas no le dieron para tanto y finalmente se rindió ante ellas, es horrible.

21 comentarios:

  1. supongo que es muy dificil llevar las despedidas lentamente, mi abuelito murío asi como dices en tu otro post, se acostó a dormir y ya no despertó, mi relacion con mis abuelos nunca fue tan cercana, nos veiamos en fiestas pero no era tan cercana, por supuesto que me dolió su muerte, mi abuela aun vive pero igualmente casi no la veo.

    la muerte de mi madré es lo mas doloroso que he vivido, pero lo de ella fue de repente, nadie lo esperaba, incluso nadie lo creia pues un dia antes de su muerte se veia muy bien de salud, dolio muchisimo y sobra decir que no hubo oportunidad de despedida ni de nada.

    se que ya han pasado tres años desde tu perdida y se que cosas como esas nunca se olvidan.

    un fuerte abrazo Gary.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es dificil aprender a vivir sin mi abuela!, pero bueno, esta viva en mi y en los que quiero!

      Eliminar
  2. Muchas veces me he preguntado qué es peor: perder a alguien de a poquitos o de buenas a primeras. Siempre la respuesta es la misma... no hay peor situación que perder a un ser muy cercano de cualquier manera.

    Nunca nadie nos enseña a enfrentar una muerte. Nadie nos prepara y menos si es de alguien a quien amamos genuinamente. Y aún así pasen 3 o 300 años el amor que sentimos por ellos es el mismo. Los seguimos extrañando igual, pero de una manera diferente.

    Un beso grandote Gary...
    Tu abue debe estar con mi papi riéndose a carcajadas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. algunas personas deberian ser eternas! si tuviera la certeza que hay vida despues de esto! no me doleria tanto! juntaria paciencia nada mas! pero somos irrepeteibles!!
      Seguro que si! mi abuela uuuf es buena haciendo apreciaciones de futbol! y pa los chistes tambien!

      Eliminar
  3. Ha de ser muy dificil todo aquello, ahora con mi beba enferma un millar de cosas se me pasan por la mente, aparte el haber visto "Sin devoluciones de Eugenio Derbez no ayuda mucho"... Gary no tengo palabras, el tiempo lo cura todo y lo unico que podemos hacer es seguir viviendo por aquella persona mas! conocer lugares que no hemos conocido, reir, llorar!!! para que cuando la veamos allá en el cielo (si existeee Gary!!! ) podamos darle un abrazo y decirle... conoci estos lugares, tu los conociste a traves de mi porque te llevaba siempre en mi corazón! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me gustaria tener la certeza que tienes! en serio!

      Eliminar
  4. Cuando un ser querido pasa a la inmortalidad, duele mucho, pero siempre queda el recuerdo de la huella que imprimieron en nosotros. este año perdí aun tío al que siempre admiré por su tesón,como hace mi papá. El alzheimer hizo que ya no conociera a nadie al final. Lo más duro fue no despedirme, por la distancia.

    Saludos Gary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te doy la razon! , tus palabras son un balsamo! muchas gracias!

      Eliminar
  5. Tampoco se que es peor, perderlos poquito a poquito o de al chingarazo, a mis abuelos solo vi morir a uno, pero fue como si durmiera, y los otros si fue lento y tardado, igual que mi madre, pero ahi ya no estuve. A mi me toco con Marcela y si, como dices, se muere y se muere uno de apoquito, un pedazote se llevan con ellos y aun con el paso de los años, aun sigue ese hueco.

    bonito post.
    besos

    ResponderEliminar
  6. No quiero ni pensar en que se muera mi abuela, estamos muy unidos, tanto que es la única de mi familia materna con quien tengo un trato habitual.

    ResponderEliminar
  7. Como ya dije en la primera entrada de mi blog las despedidas son como pequeñas muertes....

    ResponderEliminar
  8. Que fuerte cari... un tema difícil de opinar.

    La muerte y la vida son incognitas, parte de un mismo todo y que sin embargo nos cuesta remontar, no hay más verdad que todo cambia, todo se reinventa, se recicla, la materia no se destruye solo se transforma, como nuestras vidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias! muchas gracias!! asi es! todo se transforma!

      Eliminar
  9. Mamuska dice que hasta el final la dejen hacer y comer lo que ella quiera, si va a vivir sus últimos días que sea como ella quiera; lidiar con una arequipeña es duro.

    ResponderEliminar
  10. Las despedidas son muy tristes y ni pensar en las de un familiar, un abuelo, yo perdí a mis dos abuelitos Luis(1993) y Juan (2008) y fue muy triste, peor vivo con la tranquilidad que fueron felices, y su recuerdo nunca desaparecerá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez lei que la vida eterna es el estado en el que uno vive en el recuerdo de los demas!

      Eliminar
  11. Nunca sé qué decir cuando pasan cosas así :( Me siento muy torpe, porque sé que diga lo que diga, no cambiará nada, ni aliviará el dolor ni un poquito. Supongo que después de tres años, no es que duela menos, pero te acostumbras a echarla de menos.

    Besote, te quiero!

    ResponderEliminar

han hecho catarsis