martes, 10 de marzo de 2015

Chicles cigarrillos caramelos!!!

Sra Moonlight (que tiene un blog bonito que deberías seguir) me ha hecho recordar una “travesura” de la universidad, pero antes debo contar algo.

Hace muchos años no subía la gente a vender caramelos a los micros como ocurre ahora y mucho menos nos venían con el cuento de que acababan de salir de la cárcel o que tienen un familiar moribundo y que no tienen dinero para las medicinas y muchísimo menos se atrevían a advertirnos que debíamos de agradecer que el angelito no nos está robando en la calle y que ahora vende caramelos así que más nos vale comprarle sus golosinas.

Esas cosas no ocurrían antes, de aquí saco dos conclusiones! Carajo que viejo estoy!! Y la otra que los peruanos somos muy imaginativos y copiones, nada más basta ver la TV, se pone un programa de canto de moda y tooooodos los canales tienen su versión, otro canal saca sus programa con modelos musculosos y todos lo sacan… eeeeeen fin. A lo que iba que me voy por las ramas.

Hicimos una apuesta en la universidad, teníamos un curso muy difícil y entre nerds las apuestas son un poco diferentes, apostamos que el que sacaba la nota más baja iba a vender caramelos en un carro hasta terminar la bolsa jajaja y bueno Iván y Yo hicimos un pacto de caballeros y  nuestros amigos en común servirían de testigos! Llego el día del examen y estaba convencido de que iba a ganar!

Pero el destino tenía preparado para nosotros dos una buena lección! Cuando hagas un pacto, cúmplelo! Pero sobre todo trata de evaluar todas las posibilidades. Cuando nos dieron el examen resulto que los dos sacamos la misma nota, un reverendo 13! Así que al ser un empate los dos debíamos vender caramelos.

Los dos nos moríamos de vergüenza, primero le tocó el turno a Iván, estaba rojo de vergüenza y tartamudeaba, en el primer bus solo dos personas le compraron caramelos, dijo que era un estudiante trabajador que pagaba así sus estudios. Yo me moría de vergüenza porque sabía que al bajar del bus yo tendría que hacer lo mismo.

Para mala suerte me toco una 10E, un carro que usaba para volver a casa, me moría de vergüenza, pero pasó lo que a muchos, tuve un destello de imaginación, ¿que debía decir? ¿Qué argumento usaría? ¿Debería dar lastima? ¿Apelar a los buenos sentimientos de la gente? No se me ocurría nada y cuando eso te pasa lo mejor es decir la verdad y así comencé.


Pague mi pasaje y luego di un sonoro aplauso para captar la atención de todos, les explique a los pasajeros lo de la apuesta y lo del 13, les dije que nunca había vendido caramelos en mi vida y que me moría de vergüenza pero que tenía la palabra empeñada y que por eso pedía ayuda  a todos a acabar con mi suplicio cuanto antes. La verdad que no todos me escucharon, solo unos cuantos pero vendí mas caramelos que mi amigo, mi bolsa se acabó primero. Jejejeje luego de aquella prolongada tortura me di cuenta que cada vez era más fácil plantear la situación a los demás. Quizás eso me ayudo con el tiempo a perder el miedo a hablar ante mucha gente, quizás. Lo que si recuerdo es que con el dinero ganado por los caramelos nos fuimos a chelear con los amigos! Si los nerds! También chelean!!! jajajaja

29 comentarios:

  1. Buena idea la tuya. Si alguna me tengo que buscar la vida vendiendo cosas, diré a la gente que se trata de una apuesta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje bueno, es una interesante estrategia!

      Eliminar
  2. Experiencias que nos da la vida. Te digo algo: En Venezuela, ya se montan a robar en las busetas...El método es simple: Pasan por todos los puestos con un arma apuntando...Triste situación.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ooh dios!! si, la situacion esta terrible por alla!

      Eliminar
  3. Jajajajajaja, que buena, hiciste bien en decir la verdad porque seguro que si hubieras contado una mentira les habría sonado demasiado raro y no te habrían comprado caramelos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me moria de verguenza en ese momento. AHora puedo reirme, pero en ese momento queria salir de carro

      Eliminar
  4. Jajajaja, oiga muchas gracias por el cherry!(supongo que se escribe así xD) jajaja. Muy buena su historia también!!. Y aunque nuestras situaciones no son del todo similares, ¿a que son genialidades muestras de valentía y/o poca verguenza? XD, jajaja.
    Un gustazo leerte Gary!

    Pd: lo volverías a hacer?!, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, cuando es chibolo tienes menos verguenza jajajaja mmm no creo que lo vuelva a hacer , ahora cuando hago una apuesta me aseguro de tener todo cubierto, si hubieramos definido que si sacabamos la misma nota no pasaba nada me hubiera ahorrado un roche tan singular jejeje

      Eliminar
  5. Jujuju... pues a mi me toco hacer lo mismo en la uni, pero solo para chelear y revelar unas fotos de un trabajo con mis amigas, fue raro vergonzoso...peroooo me di cuenta que pedir es un buen negocio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaa pues si! aqui en lima, hay señoras que alquilan a sus hijos pequeños para eso!

      Eliminar
  6. jajaja hice lo mismo, bueno mas bien fue cantar con un amigo en el metro, me moria de verguenza, pero fue en la epoca en que tenia poco dinero y queria ir a las barrancas XD

    ResponderEliminar
  7. Nunca lo he hecho, pero creo que me moriria de vergüenza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. al comienzo es para morir de verguenza jajajaja

      Eliminar
  8. Pedir dinero en el transporte público es un gran negocio, pero no todos son iguales:

    - primero están los avezados, los que te quieren cambiar sus palabras por dinero, pueden decir que son ex-reclusos o tener un familiar enfermo (seguro que es de cáncer).
    - en segundo lugar, están los que piden dinero de manera solapada, disfrazándolo con un producto de valor ínfimo (turrones de 20 céntimos que los vende a 50, caramelos que consiguen en bolsas por un ciento a 5 soles, etc.), tal como lo hacen las estafadoras piramidales.

    - en tercer lugar están los honestos, esos que si venden productos de calidad al precio justo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. una vez compre un juego de agujas y unas huevaditas muiy interesantes! una de las mejores compras que he hecho por dos soles!

      Eliminar
  9. Yo una vez subí a los buses así pero era por ayudar a neoplásicas, y en mi cole nos dieron unas latitas. La suerte mía es que yo recogía el dinero y mi amiga hablaba xD estuvimos en ese plan subiendo y bajando de los carros de una misma línea que al final nos llevase a un centro comercial donde terminamos comiendo unos helados y luego regresamos a casa decentemente pagando nuestros pasajes en una combi xD día perdido en el cole... a ponerse al día u.u pero fue interesante danos un relajo ^-^

    Saludotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oooh eso tambien lo hice para domund pero no me dio roche ahi sentia que estaba ayudando y paso vagando!

      Eliminar
  10. jajajajajaja Gary!!! me has hecho reír!!! recuerdo que también hacia un montón de apuestas, pero las mías eran mas fáciles, como pedirle a un desconocido que mis amigas elijan a que me invite de su soda, o de lo que este comiendo. jajaja las cosas que uno hace de joven!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja si pes hubiera pensado en algo menos rochoso! yo estaba seguro que iba a ganar!

      Eliminar
  11. Qué es 26,982?

    ese libro de Abimael. Es bueno?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en el banner he mezclado el casillero del ALUMINIO (Al) con el resto de la palabra alquimista, el 26982 es su peso atomico.

      el libro esta interesante, yo te sugeriria le des una leida!

      Eliminar
  12. Cuántos años tienes??? Yo creía que éramos casi de la misma edad. Cuando era niña si vendían caramelos en los buses con esos argumentos que comentas.

    Por eso no me gustan las apuestas, luego pierdo y tengo que cumplir u.u Fue lo mejor que pudiste hacer, es lo más novedoso en estos tiempos, que alguien diga la verdad! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. este año llego a base 4! pues al parecer eres menor que yo. en provincias no era muy comun y aqui en lima no lo era tanto.
      si, que alguien diga la verdad es poco comun, pero si lo hace pocos le creerian

      Eliminar
  13. La mera verdad eso de decirles las cosas como son es preferible a quedar como buey. Tengo un amigo que en sus días de estudiante foráneo con tal de no pedirle dinero a los padres para comer una semana, se iba con los compañeros a los cruceros a pedir dinero descaradamente con su mejor ropa y aspecto de nene de casa diciendo "¿me da 'pa un taco?" como un limosnero promedio...obvio que nadie le daba dinero más que a la única chica del grupo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jjejeje bueno eso si es una frescura jajajaa

      Eliminar
  14. jaja y te imagino, yo tendría roche y no aceptaría ese tipo de apuestas jejeje

    ResponderEliminar
  15. Yo también intenté vender caramelos en una ocasión, de adolescente, pero ahí comprobé que las ventas no son lo mío xD

    Saludos.

    ResponderEliminar

han hecho catarsis