martes, 19 de marzo de 2013

Dos Manzanas.


Había un niño llorando, un negrito pequeñito que resaltaba por el amarillo intenso de su polo y lo rojo de su short. las lagrimas brotaban, pero no gritaba ni pataleaba como hacen algunos niños cuando lloran Vi como las manos toscas de su padre limpiaban con ternura las lagrimas de su hijo.



Yo no escuche toda la conversación, solo alcance a escuchar la mitad de una frase que me dio indicios de lo que había originado las lagrimas de ese negrito.
... no es malo ser negro, es bonito.
Le escuche decir al papa, mientras limpiaba las lagrimas de su retoño, este seguía hipando y meneaba su cabecita.
El papa saco de su mochila dos manzanas una verde y roja,
...mira una es verde y la otra roja, no importa de qué color son, son manzanas...

Yo me quede maravillado por aquel ejemplo tan sencillo y bonito que uso el padre para explicarle a su hijito que no importa el color de la cascara o de nuestra piel, somos lo que somos.

No pude quedarme a seguir escuchando y recibir también mi lección de humanidad, tenía que bajar y encontrarme con Munani y Arturo.






34 comentarios:

  1. ¡ME ENCANTA QUE USES LA PALABRA NEGRO! se me revuelven las tripas cuando se utilizan eufemismos del tipo: subsahariano, de color, afroamericano, etc. pues realmente me parecen expresiones RACISTAS ya que consideran peyorativo el color de la piel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja tengo una anecdota graciosa con respecto a negro!!

      Eliminar
  2. No importa la raza y el color de la piel...tampoco la orientación sexual o la religión. Todos somos exactamente iguales...

    El ejemplo de la manzana es bastante ilustrativo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, nada de esas etiquetas sirve! solo lo de adentro!

      Eliminar
  3. Hola Gary. No hay nada más estúpido que el racismo y juzgar a una persona solo por el color de su piel. Solo a los humanos se nos ocurre hacer esas distinciones, mientras los animales, como los perros, por ejemplo, ni se hacen bolas y juegan entre ellos. Una vez más lo digo, ¿quién es el racional y quién el irracional?

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa misma pregunta me la hago constantemente.

      Eliminar
  4. entiendo que el racismo o la discrinacion son temas complejos de abordar ya que todavia existen, una pena que un niño creza de esa manera, beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. todavia existen y es probable que nunca desaparezcan, pero hablar sobre esos problemas y educar es la forma de combatirlos.

      Eliminar
  5. Bonita historia, todavia tenemos mucho que aprender acerca de esto. Y especialmente los padres, a mi hace unas semanas mi hijito me conto que uno de sus compañeritos estaba triste porque decia que él (el companerito) era feo, que por eso no queria ir a la escuela, que odiaba estar ahi, que el no queria ser negro, pero mi hijito le dijo que el no era negro era brown y que no era feo, que el era muy bonito como todos los demas porque era hijo de Dios. A mi me sorprendio la respuesta de mi hijo, pero esas bajas de autoestima se contagian pues mi propio hijo unas semanas despues de esa experiencia, vino a decirme que el no queria tener los ojos negros. Lo que obvio me volvio a sorprender, pues para mi el tiene unos lindos ojos negros. Y asi se lo hice saber, pero si el queria sentirse mas comodo cuando creciera podia comprarse unos lentes de contacto del color que quisiera. Ya se ... Plop

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes que ir acostumbrando a tu peuqeño a la idea de que al ser diferente sera señalado, preparalo para que se defienda con argumento y con los puños si es necesario. Pero sobre todo dale mucho cariño, es la mejor arma en estos casos y el mejor escudo tambien.

      Eliminar
  6. Pobre pequeño, no fue justo que a esa edad puedan hacerlo sentir muy mal. A la vez muy lindo de parte del padre hacerle entender que no hay ninguna diferencia entre el y otra persona.

    Saluditos Gary.!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, me dio mucha colera. El problema es que los niños sin saberlo son muy crueles, pero claro esas cosas se aprenden en casa.

      Eliminar
  7. El racismo es estúpido, somos iguales, el color no diferencia quién es mejor y quien no. Buena historia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, te doy la razon, el racismo es estupido! las tonalidades de piel son puros gestos de adaptacion.

      Eliminar
  8. Muy buen mensaje, seamos de diferentes procedencias y costumbres, todos somos iguales.

    ResponderEliminar
  9. Qué hermosa historia. Es tan cierta... todos somos iguales sin importar la cascara.

    Muy lindo Gary. Me encantó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegra mucho que te guste la entrada! besote para ti!

      Eliminar
  10. Dicen que el racismo se cura viajando. Y doy fe de que es totalmente cierto. Me he encontrado gente maravillosa en todas las partes del mundo, y entre todas me han abierto la mente mucho más que si me hubiera quedado en casa. Vivan las manzanas diferentes.

    Un beso (de colores)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo que es una forma de curarse, solo asi, conociendo durante los viajes uno puede aprender de lo maravilloso que encierra cada persona diferente a nosotros!
      Si que vivan las manzanas diferentes!

      Eliminar
  11. Es que de verdad no sè porquè esa manìa de hacer distinciòn si de verdad todos somos iguales.


    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Por cierto: Olvidè decir que Cuaderno de doble raya significa -en Mèxico- amigo de verdad, verdaderamente verdadero je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aaaaaahhh!! ya decia yo, que tenia que ver el cuaderno de doble raya en todo esto! jajajaja

      Eliminar
  13. En el mundo hay tanta diversidad que incluso ni las manzanas del mismo color saben igual :)

    ResponderEliminar
  14. Ay se me hizo un nudo en la garganta y en el estómago con la historia, quién habrá sido el imbécil que hizo llorar a la pobre criaturita, que indignación, nunca falta un descerebrado acomplejado que le quiere poner el pie encima a los demás. Mis hijas no tienen el mismo color de piel, Ale es blaaaaanca, blanquísima, como leche y María Pía no es muy oscura, pero si doradita y junto a Ale se nota la diferencia al toque, felizmente acá no suelen ser racistas, y a ella la ven super exótica y los papás de sus amigos babean con ella, pero mi suegra al principio, cuando nació Alessita, si hizo algún comentario alguna vez, diferenciándolas como si Ale fuera mejor porque "salía a ellos", estúpida mi hija salió a mí que soy leche, pero no lo dijo delante de mí porque la estampo. En fin, que ya le pasó la cojudez y ahora somos tan amigas, pero cuando me acuerdo me da rabia y cuando mi esposo me contó eso se me salían las lágrimas de la impotencia, que terrible que a un niño se le discrimine por algo así, pero ni a un niño ni a un grande, a estas alturas que aún sigan pasando estas cosas es el colmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo me imagino que debio ser otro niño, a veces son crueles los engendros.
      mi sobrino es tmbien un meztizo jejejjee
      tiene lo mejor de su mama y su papa, es altisimo!! y creo que lo fastidiaran por eso.
      peeero en fin tendra que defenderse.

      Eliminar
  15. Y María Pía salió a mi hermanito, somos café con leche, igual que ellas :0)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjaja café con leche, hace años que no escuchaba esa expresión!

      Eliminar
  16. una simple y buenisima analogia. quien habra sido el maldito q hizo llorar a ese chibolo... y por su color de piel?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi también me gusto muchísimo! si, no alcance a escuchar todo!

      Eliminar

han hecho catarsis