jueves, 9 de enero de 2014

Mi Muchacho y Yo

No era aun un púber cuando Muchacho llego a nuestras vidas.
Eran los tiempos difíciles del primer gobierno de Alan García, agua y luz por horas, el agua salía en hilitos por los caños. Y la luz también. Las noches las pasábamos en tinieblas, y coches bombas iluminaban a rato las calles y sumergían en tinieblas a algunas familias.
En estas condiciones eran pocas las alegrías que un niño podía tener, no tenia perro y mis alergias hacían que me enferme a cada rato.
Un día llego un señor en un triciclo lleno de botellas, con un palito las hacía sonar como suena un xilófono, con un ritmo pegajoso gritaba a voz en cuello CAMBIO POLLITOS POR BOTELLAS! Y yo Salí disparado a canjear un pollito por una botella de vino.

No sé porque lo llame Muchacho, es raro porque en mi familia preferimos nombres propios para nuestras mascotas, Muchacho era una bolita amarilla y bonita, conseguir el permiso de mi papá era fácil, mi mamá era otra historia.
Finalmente para salvar a Muchacho de la Olla, termino de guardián en el trabajo de mi papa. Muchacho creció enorme y grandote! Y aquel que diga esa frase “tienes cabeza de pollo” no conoció a mi Muchacho! Que pollo para más inteligente!
Muchacho se parecia a ese Gallo
Se convirtió en el galán del Barrio, todas las gallinas le eran ofrecidas porque la verdad era un espécimen impresionante, su fama traspaso algunas cuadras y un buen día un conocido de mi papa le bromeo a mi viejo, ¿Que tal es su gallo peleando? Y así sin que nadie me haga caso, se organizo una pelea, un gallo profesional de pelea versus mi Muchacho.
Papá, NO, por favor! Le pedía a mi papa que no lo haga pelear, pero no dio su brazo a torcer, al día siguiente en el patio estaban todos reunidos, mi papa exigió como único requisito que no se usen navajas, pero eso no me dejaba tranquilo.

Mi papa cargo a Muchacho y lo puso delante de aquel gallo, que según me decían era EL gallo de pelea, algo así como un MIX entre Rocky Balboa y Kina Malpartida, Muchacho se planto en la arena y vio con curiosidad al bicho que tenía delante, ¿han visto la expresión que tienen los pollos cuando observan algo? Tienen la mirada perdida y ladean la cabeza! Así miro Muchacho a ese gallo de pelea.
Luego inflo el pecho y agito las alas, levantando polvo como lo hace un helicóptero cuando aterriza, y empezó a cantar, sus alas y su cresta roja se agitaba mostrando su cuerpo a todos, el gallo de pelea impactado por lo que veía, escondió la cabeza en el cuerpo y se metió entre las piernas de su dueño.
Este acuso a su gallo de pelea de maricon y sin mucho trámite le torció el cuello delante de todos nosotros, le dio unos billetes a mi papa y todos nos fuimos. No era mucho dinero, estábamos en crisis, pero mi papa me dio el dinero y me dijo, compra la comida de muchacho y yo Sali corriendo rumbo al mercado…

46 comentarios:

  1. Me da pena el otro gallito... qué terrible su dueño!!!
    Muchacho volvió a pelear???
    Ojala que no :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, su dueño era una basura! un maldito! nunca me cayo!
      Muchacho nunca mas volvió a pelear!

      Eliminar
  2. Esos pollos que cambian por botella no crecen mucho, son chiquitos, comen un montón y no engordan.
    Están muy bien para mascotas. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhm creo que eso no es tan cierto. Dada la historia de Gary y dado que yo algun vez tuve una gallina enorme que tambien la cambie por una botella. La pobre gallina doble pechuga no podia ni caminar de los gorda y grande que era.

      Eliminar
    2. Eduardo: bueno quizas los de ahora, pero los de mis tiempos eran elefantiasicos!

      Eliminar
    3. Caƒeιnomana: te doy toda la razon

      Eliminar
  3. Pobre plumìfero, eso es maltrato animal. Saludos Gary.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. asi es! pero luego Muchacho nunca mas fue expuesto a ese tipo de eventos!

      Eliminar
  4. ¡Hiciste la entrada sobre Muchacho! jajaja, mi pollito al final terminó en un tallarín rojo :(

    :O qué basura ese dueño, para torcerle el cuello delante de todos u_u y qué hermoso que Muchacho haya crecido tan lindo :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Segun el, ya no servia para pelea! y por eso lo mato al toque!

      Eliminar
  5. Los hay brutos haciéndo que se maten los animales.
    Un gallo listo que salvó el pellejo y las plumas gracias a sus dotes interpretativas.
    ¿Se murió de viejo o acabó sus días en la olla?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se murió de viejito luego de muchos años! dejo tanta prole como un Inca en sus buenos años!!

      Eliminar
  6. Yo quería un pollito de color rojo, pero este año una amiblogger me han hecho saber como los pintan y ya se me quitó las ganas.
    No recuerdo haber tenido aves en casa, pero dicen que si hemos tenido, lo que si he ayudado a criar es conejos. les compraba su alfalfa y zanahoria, cuando son chiquitos son bien lindos pero no se dejan querer mucho.
    Estoy en contra de la pelea entre animalitos, es muy feito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no hace mucho me entere que los pintaban, pero cuando ocurrio esto no los pintaban. Los conejos son como los gatos, ellos van a su ritmo. Yo tambien estoy en contra de la pelea de animales!

      Eliminar
  7. Terrible lo que le hizo el dueño a su gallo de pelea...

    ResponderEliminar
  8. Que horrible que los echen a pelear, ese tipo de actividades deberían estar prohíbidas. :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muy cierto! deberían estar prohibidas! es una salvajada!

      Eliminar
  9. Pobre el otro gallo !! No debería existir esas cosas ni de gallos ni de perros , que linda historia como uno de niño con algo tan básico y simple se le llena el mundo de alegría , ese gallo de la foto se parece a mi gallo pp jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oooh! No recuerdo el nombre propio de este tipo de gallos, pero son grandes y gordos!

      Eliminar
  10. A mi abuelo materno le gustaban las peleas de gallo. Tenía uno llamado zorro...Le hacía honor al nombre...

    También tuve un pollito llamado el morocho.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que bacan!
      A mi abuelo le gustaba pasear a caballo!

      Eliminar
  11. Es curioso, parece que las aves atraen esos nombres, yo tenía dos canarios australianos y le pusimos de nombre, "muchacho" y "muchacha". Más allá de la anécdota siempre es condenable el uso de animales dentro de la violencia para el entretenimiento de las personas. Es una batalla entre la tradición y la razón. Una lástima el destino del rival. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pobre gallo! pero bueno no negare que me alegro que nada le pasara a mi muchacho!

      Eliminar
  12. Que miedo el otro dueño, ojalá no me cruce con gente así, creo que eso de las peleas de pollos ya no se da mucho, aahaha y lo de los pollitos quién no ha cambiado algo por un pollito jeje, Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según se, al tipo le fue mal, se enfermo y unos años después se murió.

      Eliminar
  13. Ahahah se fregó el otro pollito u.u, creo que eso de las pelas ya no se da mucho, aunque nunca he asistido debe ser aburrido no le veo gracia. Ahaha y quién no ha cambiado algo por un pollito, era como tener un perro. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchacho era algo asi medio loquito, no dejaba que nadie se me acerque. Pateaba a todo el mundo.

      Eliminar
  14. Me encanta la historia con tu Muchacho... Desprende mucha ternura...

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  15. Gary is back. Que prolifico ultimamente. Bien Muchacho, perdon, Bien Gary!

    ResponderEliminar
  16. Yo aún espero al tipo que pasaba por el barrio de Cachín que ofrecía "cambio suegra por pollito".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja jajajajaja ya te veo saliendo con la suegra en el hombro! jajajaja

      Eliminar
  17. Yo cambie muchas veces pollitos por botellas. Alguna vez me tocó una gallina, creció enorme y estaba bastante gorda, la pobre termino en la olla y en la panza de mis hermano, menos en la mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oooh dios! eso debio ser terrible! bueno en casa sabemos que la mascota no se come!
      Una vez nos paso eso con unos conejos! y yo me entere cuando ya me lo habia comido! Mi hermana y yo lloramos por dias!

      Eliminar
  18. Ay Gary! Es que si naces pollo estás condenado. Suerte tuvo de no terminar inicialmente en una caldera, aunque su segundo destino tampoco parecía mucho mejor. Eso si, resolvió muy bien. Me da miedo pensar en cuál fue el final de Muchacho....

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razon!
      Bueno Muchacho vivió una larga vida! tuvo mucha descendencia, hasta que un buen día se aburrió de vivir y se fue.

      Eliminar
  19. muero con el final traumático (literalmente) para el otro gallo :(
    me gustaría tener algún animalillo de granja (como un cerdo :3) pero prefiero no arriesgar mi corazón ni al animal, porque sé que le agarraría un cariño gigante y si le hiciesen algo, muero :(

    Saludotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, menos mal que a mi Muchacho no le paso nada! UN CERDO!!!??? pero son muy grandes!! y la verdad que huelen feito!
      Es cierto! cuando tienes una mascota existe la posibilidad que su ausencia te rompa el alma.

      Eliminar
  20. Y si el otro gallo quería con Muchacho y por eso se palteó?
    #UniónCivilYa

    ResponderEliminar
  21. No sé porque, pero frente a esta entrada tuve dos reacciones involuntarias antes de leerla completamente:

    Cuando leí el título "Mi muchacho y yo", pensé que era una entrada (quizá un cuento) con temática gay o que en todo caso se refería a... bueno tú sabes que a veces los hombres nos referimos con afecto y estima hacia una parte concreta de nuestra anatomía xD

    Cuando fuí leyendo el cuento vino a mi mente "El Caballero Carmelo".

    Interesante, nunca he visto que cambien pollitos por botellas en estos días, pero sería chévere, aunque ¿qué ganan los que lo hacen? ¿en verdad vale más una botella de Fanta que un pollito? :O

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Me hiciste recordar que en mi casa, cuando aún teníamos un corral al fondo de la misma, teníamos un gallo de pelea como mascota. Nos caíamos bien y nunca me picó ni nada. Eso sí, los otros gallos, esos blancos como supongo fue Muchacho, sí me tenían cólera, quizá por mi apego al otro gallo de pelea. Éste último me defendía de los picotazos envidiosos del resto :)

    ResponderEliminar
  23. Qué suerte para Muchacho! Pero pobre gallito :( Qué rata su dueño :(

    ResponderEliminar
  24. que bueno que muchacho no acabo como el caballero carmelo. pero que maldito el otro tipo. espero que cuando se muera vaya al infierno y sea atacado por gallos furiosos y gigantes... entre ellos su gallo asesinado

    ResponderEliminar

han hecho catarsis