jueves, 24 de noviembre de 2011

El hombre Mancha


Hoy llegue media hora antes a mi trabajo, y veo en mi escritorio una enorme mancha de tinta que no estaba el día anterior, Mi escritorio es blanco y me gusta que este así, blanco, inmaculado, impoluto y sin mancha alguna! Jajajaja Mi escritorio da para una ventana hacia la calle y veo pasar a un hombre al que conozco, quiero contarte como lo conocí.

Hace tres años llego a la clínica por una emergencia, un accidente en moto, el al timón y la enamorada atrás, no sé quien causo el accidente, pero por el impacto la chica salió disparada al carril contrario y un auto termino destrozándole el cuerpo.
El Joven llego inconsciente y estuvo en UCI por casi 3 días y hospitalizado por casi 3 semanas, recuperándose de sus heridas y magulladuras, fue así como nos enteramos de su historia de amor trunca, la historia se convirtió en total tragedia, cuando entre desvaríos afiebrados él llamaba a su enamorada que esperaba un hijo suyo, se habían enterado una semana antes del accidente.

El tipo era un muchacho guapetón, alto y no la piltrafa que deambula por las calles, se le ve siempre dando tumbos de borracho, se ha dedicado a la bebida, el rostro joven ha sido reemplazado por una nariz rota –seguramente en una pelea callejera- unos labios cuarteados y sin vida, unas ojeras gigantescas la palidez del rostro y la escualidez de un hombre enfermo.
Un día lo vi entrar a la farmacia y vi que  conversaba con una de las técnicas compro y se fue, me acerque para preguntar si todo estaba bien y la técnica solo hizo ademan de que el tipo apestaba a alcohol, el mismo día por la tarde volvió y compro lo mismo y ahí me di cuenta, el tipo compraba frasco de alcohol medicinal para beberlo, Yo estalle en cólera, me almorcé a gritos a las dos técnicas como era posible venderle eso a una persona así.
Veo la mancha en mi escritorio, cojo el frasquito de alcohol y lo empapo en el algodón y luego de dos pasadas veo que la mancha ha desaparecido, ocurre lo mismo con este hombre, el alcohol lo disuelve poco a poco, hasta borrar lo que realmente era.

14 comentarios:

  1. es lo terrible del alcohol, como alcoholico se lo que se siente eso. jeje y tambien llegue a comprar en farmacia eso mismo jejej *sonrojo*

    ResponderEliminar
  2. No vuelvo a tomar... esta semana.. ejem ok no tomo tanto. EXTRAORDINARIO post de analogía. by the way.

    ResponderEliminar
  3. Que penita el final de ese chico, que terrible historia :0( Pero también es cierto que las personas forjamos nuestro propio destino. Me encantó tu post.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Yo descarté la idea de comprar una moto hace mucho tiempo... soy demasiado correlón en bicicleta y ya tengo buen numero de suturas por eso. No quiero ni imaginarme como será en moto.

    Saludos Gary.

    ResponderEliminar
  5. Qué historia más triste.... aunque sinceramente, yo no sabría como reaccionar si me ocurriera algo parecido. Debe ser tan difícil...

    Un beso y feliz fin de semana

    UT

    ResponderEliminar
  6. Es brutal como un momento puede cambiar la vida a una persona y destrozársela totalmente. Nadie estamos a salvo de que nos ocurra, aunque nos creamos inmunes. Preciosa la analogía con la mancha. Y terrible.

    Un beso (tembloroso)

    ResponderEliminar
  7. Que bueno y que fuerte tu relato.

    Alvaro el del Epistolario dando vuelta por aquí.

    ResponderEliminar
  8. Muy triste historia y ¡anda que a tus compañeras del trabajo ya les vale...!

    ResponderEliminar
  9. El alcohol no borrará nunca las manchas del corazón de ese chico. Porque hay manchas que no se pueden borrar nunca.

    Te hace grande que te procupes tanto por este chico. Tú te preocupas por su salud más de lo que ya él se preocupa de la suya.

    Besos y agur.

    ResponderEliminar
  10. Lo que un acontecimiento en tu vida puede cambiar totalmente tu personalidad y tu futuro. Nunca lo sabes, nunca te lo imaginas, incluso tú que tienes un despacho impoluto. No sé como se hace para salir de eso, no sé si no venderle alcohol es un buen comienzo, lo que sí está claro es que lo mejor es ser fuerte para no caer.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  11. ES una lastima, pero perder a la persona que da razón a tu vida, es una razón de mucho peso, por lo que uno deja de importarle la vida en si, te deja de importar tu vida por que todo lo que querías ya no esta, ademas quizás ese chico se auto culpa de lo sucedido que entonces ya podemos añadir dos motivos en su auto destrucción, siento pena por el y por el giro que a dado supongo su vida, de tener todo lo que quería, a no tener nada por lo que luchar.

    Bsos

    ResponderEliminar
  12. Triste historia del hombre "mancha" pero lastimosamente es la realidad de muchos.

    Me gusta tus historias de reflexión. Saludos Gary.

    ResponderEliminar

han hecho catarsis