lunes, 11 de noviembre de 2013

Un dia de furia en tercera persona!

Yo como todas las personas siento amor y odio. Hoy quiero hablar de eso, te contare un pequeño capitulo de mi vida. Toma asiento, respira hondo.
Gary era aun un inexperto farmacéutico, no había conocido gente mala o antipática o aquellos que se aprovechan de los demás. Gary es empeñoso en su chamba, trata de ser lo mejor posible y cuando se equivoca trata de corregir su error rápidamente y no volver a cometerlo.

Gary tiene una responsabilidad muy grande, la clínica para la que trabajaba lo engaño y tuvo que aceptar un trabajo con un problema legal inmenso y que cuando ya había firmado el contrato recién le informaron del tremendo embrollo que tenían, Gary no tenía más remedio que arreglar un problema inmenso.
El se sabe procastinador para muchas cosas pero NO con su trabajo, se esmera por avanzar rápido, es así que luego de casi un año resuelve el enorme problema de la clínica , ahorrándoles una multa de varias UIT, la vergüenza y el desprestigio y su única recompensa fue una palmadita en el hombro.
Gary durante un año pide desesperadamente que se contrate a un farmacéutico mas, el sabe que dos cabezas piensan mejor que una. A regañadientes acepta que elijan a la bonita, cuando él había escogido a la más competente. Pero la bonita no aguanto el ritmo así que renuncio.
Al hijo del primo del vecino del dueño de la clínica le consiguen trabajo y se lo asignan como CO-Administrador y ya saben lo que pasa cuando un reino tiene dos reyes gobernantes! GUERRA! (claro que Gary no lo sabía en ese momento) el estaba feliz porque por fin tenia ayuda.

El tipo era un hombre bajo, su cara marcada por el acné, unos lentes inmensos, unos ojos saltones y un aliento espantoso, Gary pensaba que aquel hombre le recordaba a un sapo, aun así Gary se esmero en explicarle todo con detalle, le conto sobre todos sus planes, como aumentar la rentabilidad y como dar un mejor servicio, sin saber que el mismo afilaba la daga que le enterrarían en la espalda.
Gary lo recuerda como si fuera ayer, pero han pasado casi 12 años, fue un sábado que almorzaba con aquel sapo, el siempre anotaba las cosas que Gary contaba, este siempre ha sido un libro abierto y conto todo lo que sabía, sus planes y estrategias. Se despidieron pronto pues la clínica estaba a 2 horas de viaje de la casa de Gary, sin saber que al siguiente Lunes el destino daría un giro de 180º

Gary llego a la reunión de gerencia del Lunes pero no lo dejaron entrar, el sapo estaba adentro, el nuevo administrador de la clínica me dijo Ya se coordinara con Ud. luego.
Luego me entere de lo que sucedió, pues vi el informe que había redactado el sapo, todas y cada una de las ideas de Gary estaban listadas en aquel informe como si él las hubiera pensado y desarrollado un cronograma que Gary ya había imaginado y dibujado en un papel. Gary no podía creerlo aquel sapo lo engaño y a todo el comité de gerencia.
Lo que más le dio cólera a Gary fue cuando el nuevo administrador le dijo, como es posible que este joven (se refería al sapo) con 3 semanas aquí presente todo este proyecto y Ud. en un año no hiciera nada. Eso lo empincho. Eran otros tiempos no todas las pc tenían el outlook así que tuvo que buscar en su archivo y fotocopiar todas las solicitudes pidiendo lo que el sapo había ya presentado y que la gerencia general respondía con un "evaluaremos su proyecto" y nunca le dieron luz verde.
Así que le enrostre todas las fotocopias al nuevo administrador mostrándole que el gerente general es el que no había dado visto bueno y desenmascarando al sapo que había robado las ideas de Gary y luego de decirle toda su vida al administrador presento su renuncia y se alejo azotando la puerta, se subió al taxi y se aguanto las lagrimas hasta llegar a su cama. Hasta aquí puedo contar lo que se dé Gary

34 comentarios:

  1. ...lo de toda la vida.

    Con el tiempo he aprendido a trabajar para mí, si yo estoy bien, el trabajo estará bien. Nunca más alterando el orden de los factores.

    ResponderEliminar
  2. Oh x Dios... esto ha pasado hace poco?????? Gary que frustración! Pero todo todito se paga en esta vida. Ya verás, tranquilo, la misma vida le enseñará.
    Un beso grande.
    Fuerza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no hace poco, ocurrio en el 2001. Ya lo tengo superadisimo, solo que queria contarlo.

      Eliminar
  3. Pero cuándo pasó???? Cómo estás???? Yo como siempre, despertando de madrugada, estoy medio dormida y tal vez eso no me permite entender bien.

    Te quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en el 2001, por eso decia casi al final, han pasado como 12 años...

      Eliminar
  4. Gary!!! me da pena saber que el esfuerzo que uno pone no se aprecia. Y me da cólera ese tipo de gente de mierda! nunca nos debemos confiar, tarde o temprano es algo que se aprende.

    Saludotes!

    Pd. Yo pido vacaciones para Gary!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es lo malo, tenemos que aprender a ser desconfiados! eso es triste no?

      Eliminar
  5. me paso una cosa similar en el trabajo de luz que tenia, da mucha rabia, pero puedo decirte que toodo se paga en esta vida..todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, espero que le pase un carro encima al sapo entonces! jajajaja

      Eliminar
  6. Wa Gary, ese sapo se paso. Espero todo mejoré.

    ResponderEliminar
  7. Me pasó algo similar cuando estaba en bachillerato, mi profesor de historia nos encargaba siempre trabajos por pareja y me tocó con una chica algo problemática que nunca hacía su parte así que llegué al punto de presentar los trabajos sólo con mi nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pucha, eso tambien me pasaba en la universidad!! nunca faltan!

      Eliminar
  8. tarde o temprano la gente se da cuenta quien trabaja y quien no. Me he topado con muchos de esos en los trabajos y otros tantos que se creen vivos y no quieren trabajar.
    Sigue pa delante nomás.

    ResponderEliminar
  9. Lamentable...me refiero a ganar indulgencias con escapulario ajeno.
    Pero muy probablemente el sapo demostró al poco de haberse ido Gary sus propias incompetencias...

    Me recordó cierto asunto que le sucedió a un amigo médico hace unos años ya.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Pues nunca me ha sucedido algo así, he tenido la suerte de trabajar directamente con mis jefes y que ellos observen de manera inmediata mi trabajo.

    Y yendo al fondo del asunto, considero que la traicion o la indelidad es lo màs bajo que puede hacer una persona en contra de otra.

    La información y los datos, en nuestros días SE HA CONVERTIDO EN OBJETOS VALIOSOS que hay que saber utilizar en el momento y lugar adecuados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. trabajaba en una clinica cuya sede estaba en el cono norte.

      Eliminar
  11. En los trabajos siempre vas a encontrar: cobras, alacranes y lagartos.

    La cobras son los que cobran un sueldazo sin hacer nada, los alacranes que te apuñalan por la espalda apenas te descuidas y los lagartos que viven arrastrándose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caray! esa clasificacion puedo usarla muy bien en mi chamba que hasta parece que los hubieras visto! preciso!! tu comentario!

      Eliminar
  12. Qué bajo. Felizmente todo salió bien no? Eso sí, no entendí bien los dos últimos párrafos, creo que la cólera te ganó y no los redactaste bien xD

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues si, era bajo! y feisimo! jajajaja

      Si tienes razon en los ultimos parrafos me desibique y lo hice en primera persona! muy buena observacion, pero lo dejare asi.

      Eliminar
  13. Hay Garys siempre hay gente sinverguenza como la canción de Silvia Pinal

    ResponderEliminar
  14. Yo lo vi hace unos meses, justo antes de enfermar y creo que enferme de la tensión en parte.

    ResponderEliminar
  15. Es terrible y muy doloroso que te roben las ideas y hagan negocio con ellas, y encima a traición. Me ha pasado algunas veces, y dan ganas de sacudir al traidor. Pero, como dicen más arriba, seguro que aquel tipo no tardó en demostrar su incompetencia. En fin, es el precio que hay que pagar a veces por ser joven y bien educado. Lo bueno es que de ello se aprende. Un fuerte abrazo, Gary.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si! Roberto tus palabras me ayudan mucho! mucho!!

      Eliminar
  16. ¿Quién no ha pecado de la inocencia de la confianza en la buena voluntad de la gente? Lo que te enseña la vida es que siempre hay que tener guardada una carta que jugar por si acaso, pero la lección más difícil es asimilar que por un sinvergüenza no se debe dejar de confiar en los miles de buenas personas.

    Un beso (desde la experiencia)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parmenio mi estimado Parmenio!!!
      Si es lo que aprendi!!!

      Eliminar

han hecho catarsis